FairCredit

myliu menú principal

La moneda de intercambio y crédito de fair.coop

Faircredit será la gran apuesta de innovación monetaria de la fair.coop para construir gracias a su complementariedad con Faircoin y la labor de la fair.coop y sus miembros, un nuevo sistema económico más equitativo y eficiente.

Su fecha prevista de lanzamiento, será a partir de enero del 2015.

Así es como lo hemos planteado: Faircredit es el sistema monetario de crédito mutuo de escala global apoyado en faircoin, el cual sirve de vehículo de intercambios económicos y de expansión y contracción de crédito entre miembros de fair.coop reduciendo la necesidad de gastar los faircoin y profundizando en su función de reserva de valor, al mismo tiempo que se promueven mecanismos más adecuados para promover el crédito y los intercambios económicos.

Por tanto, los requisitos para participar en faircredit, son los mismos que los de ser miembro de pleno derecho en fair.coop

tierra-300x279_aA diferencia de Faircoin, Faircredit solo sirve dentro de fair.coop y no tiene capacidad de realizar operaciones de compra-venda con individuos o empresas que no sean miembros de fair.coop

Con ello, el sistema económico promovido por fair.coop permitirá complementar monedas con distintas funciones tal y como está explicado en la página construyendo un nuevo sistema económico.

Para facilitar la comprensión de la propuesta usaremos la siguiente terminología

  • Faircredit: la moneda de crédito mutuo en la fair.coop
  • FairCredits: Saldo en la cuenta de faircredit si éste es positivo
  • CreditsFair: Saldo en la cuenta de faircredit si éste es negativo
  • Crédito disponible: diferencia entre el saldo actual y el límite máximo de gasto aceptado en faircredit
  • Crédito: aquella parte del crédito disponible con el que un usuario hace aumentar el crédito disponible de otro.

Por defecto, una cuenta nueva va a tener 3 conceptos:

– Un saldo que estará a 0 al crearla

– El crédito disponible que mostrará la cantidad que el usuario puede gastar

– El número de Faircoins vinculados a su cuenta el cual tendrá una relación directa con el crédito disponible.

El nivel de crédito disponible para un usuario va a depender de varios factores que el sistema informático será responsable de ejecutar de forma automática:

– El mínimo de crédito disponible para cualquier usuario, por defecto va a ser la cantidad de faircoins que está ahorrando con fair.coop y que a puesto disponibles para su cuenta en faircredit (faircoins que mediante un sistema multifirma solo puede tocar en la cuantía en que no esté avalando crédito)

– Cuando un usuario tiene necesidad de inversión para medios de producción, su capacidad de gasto en faircredit será un múltiplo de la cantidad de faircoins ahorrada/donada (por ejemplo x2). Para ello será suficiente que su proveedor acepte la transacción ya que la operación de crédito será una operación autónoma en la que solo tendrán que intervenir ambos.

– Cuando un usuario tiene necesidad de comprar material para producir y tiene entre sus clientes a miembros de fair.coop puede contar con un crédito disponible igual al consumo comprometido por todos los usuarios con Faircredits o Crédito disponible que le confirmen el pedido por adelantado, luego cuando se realice la venta será responsable de volver a poner la cuenta al punto inicial hasta iniciar un nuevo círculo de producción.

– Un mecanismo de determinación descentralizada de crédito y aval se creará a través de otorgar capacidad a los usuarios que estén con crédito disponible que no necesiten, de prestarlo a otros usuarios de forma distribuida. Esto se haría de forma que tengan que repartir su riesgo entre varios proyectos, por ejemplo un máximo del 10% de su capacidad de crédito por proyecto. Ello inmobilizaría sus faircoins por la cantidad que avala a otros usuarios.

– Los faircredits no podrán acumularse de forma indefinida, para evitar que faircredit compita con faircoin como “store of value” hay que estudiar que mecanismo queremos seguir para evitarlo, formas de oxidación o de caducidad podrían servir.

– El crédito disponible de usuarios que no realicen actividades productivas en fair.coop dependerá de dos factores. Por un lado sus faircoins ahorrados, y por otro lado de su karma en FairNetwork. Está pendiente de definir la forma en que se relacionarán ambos factores para definir el acceso a crédito.

– Los faircredits pueden ser convertidos a faircoin en cualquier momento, a condición de ahorrarlos durante un periodo de tiempo a concretar. Estos faircoins vendrían de un fondo de liquidez en faircoins para faircredit que podría proceder del fondo mancomunado gestionado por el consejo ecosistémico.

Al mismo tiempo se pondrán en marcha mecanismos de conversión que permitirán, aunque desincentivarán, el cambio de faircredits hacia fuera del sistema de fair.coop para cubrir necesidades de liquidez de los miembros de fair.coop que lo precisen. Con el margen de esos cambios podría por ejemplo ampliarse el fondo de liquidez hasta que la aportación inicial pudiera reutilizarse para otro proyecto.

Otro elemento a estudiar antes del lanzamiento, serían mecanismos para que los usuarios pueden hacer frente a través de faircredit a situaciones personales o colectivas de emergencia para cubrir necesidades básicas como comida, agua, vivienda, salud y educación.

Faircredit es pues un proyecto que incorpora aprendizajes de diversas teorías monetarias transformadoras y de nuestras propias experiencias. Con Faircredit y faircoin, esperamos poder aportar a la sociedad un sistema económico más ético, equitativo y sostenible.

Para saber más sobre sistemas de crédito mutuo

Los sistemas de crédito mutuo son medios de intercambio multirecíproco, es decir, una evolución lógica del trueque con base comunitaria. Han sido impulsadas por organizaciones y colectivos sociales que se han ido poniendo en marcha en diferentes formas desde hace más de 30 años, aunque también podemos encontrar ejemplos anteriores.

Un sistema de cambio local utiliza como forma de creación de dinero el crédito, sin intereses. Cuando dos cuentas realizan su primer movimiento una de las dos queda en saldo positivo y la otra en saldo negativo. Esta saldo «rojo» no es ninguna deuda, sino que es la condición necesaria para poder crear dinero de forma descentralizada como moneda social.

A modo de ejemplo, un partícipe de este sistema económico realiza una actividad de canguro, trabajo que es retribuido, generando saldo positivo en su cuenta; una vez que dispone de este saldo lo puede gastar comprando los servicios de carpintería de otro partícipe del sistema, al que pagará con este saldo positivo. Los saldos en las cuentas actúan como moneda. Todas las transacciones económicas quedan recogidas en una localización en Internet abierta a los partícipes del sistema, de manera que es transparente a ellos. Este sistema monetario también se puede llamar mutualista por ser beneficiarios de la red los mismos que participan en ella.

Como hemos visto en el caso de Faircredit, éste se tratara de un sistema de crédito mutuo evolucionado para permitir expansión y contracción de crédito entre los participantes.

Este post también está disponible en: Inglés Francés Catalán Chino simplificado Alemán Griego Portugués