¿Por qué?

myliu menú principal

Hay muchas cosas en este mundo que no funcionan y aquí compartimos algunas de las que FairCoop puede contribuir a transformar:

  • Sistema financiero global dominado por una minoría —>
  • Sistema descentralizado en manos de sus participantes.
  • Los bancos centrales son los principales centros de decisión de la política económica mundial.
    Quienes los controlan dominan el sistema financiero mundial sin ningún control democrático, para beneficio de los intereses de una minoría.
  • Necesitamos crear un nuevo sistema económico que sea descentralizado, un metasistema que apoye, alimente y conecte múltiples sistemas autónomos construidos de forma distribuida.
  • Desigualdad Económica —>
  • Economía justa
  • Menos de un 10% de la población posee el 85% de las riquezas
  • Hemos decidido hackear el mercado de divisas como herramienta para empezar el camino de la justicia económica global.
  • Las desigualdades económicas crecen entre regiones del mundo y también dentro de cada región.
  • Con el concepto de Global South, nos definimos y nos apoyamos entre las comunidades que nos organizamos desde distintos rincones del mundo, para responder a esta situación y empoderarse como parte de un nuevo sistema económico justo.
  • Ni la ONU ni ninguna política pública ha conseguido revertir la tendencia a que las desigualdades económicas siguen aumentando cada año.
  • Lo que no se ha conseguido desde arriba, es momento de ponerlo en manos de la ciudadanía global organizada en red y sin intermediarios.
  • Crecimiento insostenible —>
  • Existencia sostenible de los seres humanos en el planeta
  • Los modelos económicos dominantes basados en el crecimiento perpetuo están causando y/o están siendo incapaces de detener la destrucción de formas de vida en el planeta por parte de los seres humanos.
  • Queremos practicar un sistema económico sin crecimiento y sinérgico con los ecosistemas naturales, y demostrar que los humanos tenemos capacidad para ello.
  • Los modelos energéticos y productivos basados en combustibles fósiles y minerales escasos, son incapaces de mantener sus ritmos actuales de extracción y consumo por mucho tiempo.
  • Existen miles de tecnologías adecuadas para poder convivir de forma sinérgica con el planeta.
    Nos queda poco tiempo y es momento de compartir todo lo que sabemos y llevar las mejores a la práctica
  • Gobierno central —>
  • Política p2p
  • La Corrupción domina la política institucional mientras el 80% de los ciudadanos desconfían de los políticos.
  • Nos estamos organizando desde abajo, de forma directa, descentralizada y aprovechando la transparencia que permite Internet para visibilizar otras formas de hacer política.
  • La Política parlamentaria se ha quedado obsoleta otorgándose representación del voto cada 4 o 5 años entre elecciones, mientras hay cada vez tecnologías que permiten la participación directa en la política.
  • Nuestro modelo es de política participativa abierta, que combina la elección de consejeros con la votación directa tantas veces como sea necesario.
  • Individualismo/competitividad —>
  • Cooperación y solidaridad
  • La competencia que domina el mercado lleva a que unas empresas se hacen cada vez más grandes y otras desaparecen perdiéndose sus aprendizajes y desarrollos.
  • En Fair.Coop al potenciarse la cooperación y la solidaridad entre los participantes, hacemos que el mercado se convierta en un espacio de apoyo mutuo en donde todos podemos ganar a la vez.
  • Conocimiento/tecnología privada —>
  • Conocimiento/tecnología procomún
  • La propiedad intelectual atenta en contra del avance de la especie humana, en pro de los intereses privados. Se privatiza un conocimiento sin tener presente que “ si he logrado ver más lejos, ha sido porque he subido a hombros de gigantes”
  • El conocimiento es libre por naturaleza. Fomentamos licencias abiertas cómo el Copyleft o Creative Commons y otras formas de protección del procomún frente al lucro privado como la Licencia de Producción entre Pares y otras Licencias de Reciprocidad basadas en el Procomún (CBRL o “Commons-based Reciprocity Licenses”).

Este post también está disponible en: Inglés Francés Catalán Chino simplificado Alemán Griego Italiano Portugués